Entrevista a Lola Larra:

La consigna es escribir para niños y jóvenes

Fue la autora que abanderó a la delegación chilena en la última Feria Internacional del Libro Infantil de Bolonia 2019. Junto al ilustrador Vicente Reinamontes han sido nominados como finalistas al Premio que entrega la revista italiana Andersen, por la traducción de la novela gráfica "Al Sur de la Alameda. Diario de una toma", editado por la editorial Edícola. Viajó a más de seis ciudades junto a sus editores Paolo Primavera y Alice Rifelli y estuvo en librerías, colegios y bibliotecas desarrollando diferentes actividades. La más exitosa es el Taller de Consignas, en el que invitan a diferentes audiencias, que pueden ser estudiantes o profesores, a expresar cuáles son los temas y problemas actuales por los cuales quisieran salir a marchar y llamar la atención del mundo. "Los temas se repiten", dice Lola. No importa el lugar, las preocupaciones son globales. Trabajan los temas y los ayudan a resumirlos en consignas que luego escriben en pancartas con las que luego salen, incluso a marchar y protestar, lo que es bastante habitual. Lola Larra es una de las más importantes autoras chilenas y en esta conversación junto a Vivian Lavín cuenta porqué es importante estar en Bolonia durante la Feria del Libro Infantil y el rol que han jugado los órganos del Estado en la visibilización del trabajo editorial de libros para niños y jóvenes en Chile.

La primera vez que Claudia Larraguibel llegó a la Feria del Libro Infantil de Bolonia fue siendo una niña junto a su madre, la editora Verónica Uribe. Han pasado varias décadas, y ahora bajo el seudónimo de Lola Larra es una asidua visitante a la más importante exhibición e intercambio comercial de libros para niños y jóvenes del mundo.

Su formación de periodista y de autora, al comienzo de libros para adultos, y ahora como editora de libros infantiles en Ekaré Sur y autora del mismo sello, le han impreso una versatilidad y conocimiento que pocos exhiben por estos lados. Su niñez en Venezuela sumergida en la experiencia del Banco del Libro, donde su madre fue una de las fundadoras, le permitió ingresar a los libros para niños como una especialista desde el primer día. Luego, en España donde se formó como profesional de las comunicaciones y hoy, en Chile, un país del que tenía nostalgia pero sin la experiencia de haber vivido, ha regresado con oficio y ganas de trabajar. 

Quizás porque no vivió la Dictadura en Chile es que empezó a desarrollar investigaciones que  la llevaban directamente a ese período de la historia de Chile. Una ex colona de lo que es hoy Villa Baviera, en la provincia de Linares, fue el hilo con el cual fue armando una gran madeja que se tradujo en un libro de excepción: Sprinters (Hueders Ed.), donde narra desde la perspectiva de los niños los abusos de los que eran objeto por parte del ex jerarca Paul Schaefer con complicidad de hombres y mujeres. Allí, ya empezaba a coquetear con la ilustración en el texto, integrando un storyboard de una película y que dibujó el destacado ilustrador Rodrigo Elgueta.

Para la Revolución Pingüina del 2006 tomó lápiz y partió a las tomas de los liceos y fue a marchar junto a los jóvenes. Allí nació un texto que junto al destacado ilustrador Vicente Reinamontes se transformó en una novela gráfica llamada Al sur de la Alameda. Diario de una toma, un libro editado por Ekaré Sur y que ya se encuentra traducido a varias lenguas, entre ellas, el italiano junto a Edícola Ed, y que la ha consagrado en la lista The White Ravens y ahora, como finalista de la revista italiana Andersen.

Los invitamos a escuchar esta conversación que sostuvo la periodista Vivian Lavín desde la Feria del Libro de Bolonia 2019 junto a una de las figuras más importantes de la literatura juvenil latinoamericana en la actualidad: Lola Larra.

Lunes 8 de abril 2019